viernes, 1 de agosto de 2008

Mafalda... Sueño Eterno


Detrás de los cambios climáticos que se vive en nuestro país, no dejan de aparecer como arte de magia situaciones que pareciera que lastimaran la legitimidad de nuestra democracia, justicia y libertad. Tales situaciones al igual que el clima, nos avasallan como las tormentas año con año. Es verdad que un gobierno no cambia un país en 7 meses de funciones, pero también es verdad que al parecer este no cambia la linea de labores que significan ser un "Funcionario Público". Cítese, embusteros. Para indicar con presición podemos mencionar el dinero que debió haber sido entregado al congreso el día de ayer; que si bien no sacan de pobreza a mi país, pues puede ser invertido en educación o salud. Segundo, la sanguijuela burócrata. Quien se benefició con los recursos de personas que laboraron con pie derecho y las cuales dejaron de poseer una remuneración para ayudar a su familia cuando dejaron de existir.
Al ver llover y paralelamente leer sobre estas noticias, me doy cuenta que las injusticias y el encubrimiento de la verdad violán nuestra democrácia tal como lo hace el agua sin preguntar en cualquier sector por donde se proponen pasar. Léase goteras.

1 comentario:

mayis dijo...

encantada con lo de la sanguijuela burocrata y goteras!!