lunes, 22 de septiembre de 2008

Del otro lado del espejo

Como es que tantas veces vivimos los mismos problemas que los demás, y estos pasan desapercibidos ante los ojos de muchos. Muchas veces la falta de una amistad sincera afecta. Otras muchas, aunque esta exista nunca entenderá la realidad de la otra persona.

Pensando en lo que hablaba con alguien, nos dimos cuenta que vivimos una realidad familiar similar, algo que no esta tan fuera de lo común. Sin embargo, caminamos ambos por la calle utilizando una sonrisa de hule, una de arco de zapato o de llanta de bicicleta. ¿Por qué? no nos alcanza sufrir, sino debemos tener otra geta para los demás. ¡Al diablo! Cuesta mucho admitir que se posee un problema, pero cuesta más... llevarlo solo, sobre hombros.

La mejor terápia a la que podemos acudir, es la comunicación (vaya que esta en todo). La dificultad que tenemos para expresar a alguien nuestras preocupaciones deben de tomar el lugar de menor importancia. El orgullo por su parte, niega lo antes afirmado. Pero... ¿es justo el sufrimiento individual? No lo creo.

Debemos respirar profundo y constante. Mantener nuestro propio mundo distante, reirse y mantener un balance entre las cosas que nos han de roer; el pensamiento, el corazón.

1 comentario:

tOyiTa dijo...

definitivamente como dice el titulo, no sabemos que hay del otro lado del espejo, hasta que no atrevemos a romperlo y averiguar que pasa.

Muchos, hasta donde yo se, vivimos una realidad semejante, pero a veces el ajetreo del dia, o simplemente la falta de interes o comunicacion como decis no nos hace participes de la vida de los demas, y posiblemente hasta los estemos privando de una ayudadita.

Claro que tenemos que tener otra cara para que los demas se sientan bien con nosotros, sino imaginate el mundo lleno de caras tristes o preocupadas! sin duda Diosito tiene sus milagritos que hace de la vida mas digerible

Gracias por tus posts tan llenos de vida!
TQM amiguito!!!!!