domingo, 16 de noviembre de 2008

Quien diría?



Es increible que cuando deseas algo con tanta pasión, ya cuando ocurre estas casí arrepentido de haberlo deseado. Por ejemplo, es cierto que estudiar y trabajar no es tarea fácil pero voy a extrañar la Ú, ojalá estos meses de esparcimiento nunca nos separen para siempre. De verdad, es extraño que en todo el año no hubiera sentido cierta identificación con mis amigos de carrera, pero en estos momentos de fin de ciclo nos unimos e identificamos tanto, que aún la nostalgia me presiona mi corazón. Espero que sigamos todos los que somos y que nos graduemos todos.

1 comentario:

Julio Flores dijo...

Si va vos, por eso yo deje Escuela de Vacaciones para no dejar de verlos, jajaja, no es que tenes razón con eso de trabajar y estudiar se lo carga la pelona a uno, pero si no es así uno tampoco se siente tranquilo que lo esten manteniendo hombre, pero en fin... los cuates de la U